Carra


Carra
Carra
La carra (mercurialis tomentosa) es con la base muy leñosa que se mantiene verde durante todo el año. Las ramas y las hojas se van renovando todos los años. Puede alcanzar hasta los 60 centímetros de altura. Sus hojas y su tallo tienen mucho vello, lo que hace que la planta tenga aspecto blanquecino.
Las hojas están distribuidas por toda la planta y crecen alrededor del tallo en gran cantidad. Su forma es lanceolada.
Florece a finales del invierno y continúa haciéndolo durante toda la primavera.
La carra presenta dos tipos de flores: las masculinas que crecen en grupos y las femeninas que crecen solas. Son muy pequeñas y su color es rosado.
Los frutos son de tamaño pequeño y se encuentran cubiertos de vello.
En cuanto a la recolección, lo que interesa principalmente son las semillas, aunque se le puede dar uso a toda la planta.
Las semillas contienen dos sustancias llamadas saponina neutra y saponina ácida.
El principal uso que se le da a la carra es como purgante y laxante, aunque como purgante no está indicado ya que su efecto es muy fuerte. También es utilizada en forma de cataplasma para aliviar los dolores reumáticos y las afecciones hepáticas.

Como utilizarla

Cocimiento. Calentar 100 gramos de la planta en agua, filtrar y beber una taza antes de las comidas. Esto servía para curar problemas del hígado y de los riñones.
Emplasto. Machacar la planta, colocarla en un paño y ponerla sobre la zona del cuerpo que se encuentre afectada por el reuma.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora