Caña de azúcar

La caña de azúcar (saccharum officinarum) es una planta perenne perteneciente a la familia de las gramíneas, parecida a la caña común pero con un tallo mucho más macizo de hasta 6 m. de altura y de 3 a 6 cm. de diámetro; aparece por lo general deshojado en la parte inferior, en cuyo extremo forma una amplia panícula de espiguillas reducidas, largamente vellosas, cada una con dos flores. El fruto -las pocas veces que lo da- es muy pequeño.
La composición química de esta planta es muy compleja, pero en realidad lo que interesa de ella es el azúcar contenido en el jugo que se extrae de los tallos cuando están maduros. Este jugo se obtiene por simple presión del tallo maduro.
El jugo puede contener hasta un 46% de azúcar, llamado azúcar de caña, que es sacarosa; la sacarosa es un disacárido, es decir, una sustancia compuesta por dos subunidades, una de glucosa y otra de fructosa.
Además de usarse como edulcorante se emplea en la elaboración de numerosos dulces artesanales y resulta una de las sustancias más nutritivas que existen.
El cuerpo humano necesita azúcar para su buen funcionamiento y lo tiene que obtener de la dieta. Las formas de administración del azúcar son tan variadas como la raza humana. Se puede tomar directamente, en solución, formando parte de dulces, etc., pero siempre teniendo en cuenta que los excesos de azúcar son los principales responsables del aumento de peso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora