Menta piperita o peperina

En condiciones normales, se emplea para evitar el picor y refrescar a nivel tópico; la sensación de frescor no se produce como tal, ya que la temperatura sigue siendo la misma, pero la persona a la que se le administra la esencia lo percibe así. Esto se debe a que el mentol produce una estimulación de las terminaciones nerviosas sensibles al frío, que dan lugar a esa sensación. En casos extremos, y por el mismo mecanismo, se puede producir una suave anestesia local, que antaño se utilizaba para sofocar dolores dentales. Infusión: 5 gramos de la planta por taza que se ponen en contacto con agua en ebullición, durante 15 minutos, pudiéndose tomar como máximo tres tazas al día, después de las comidas. Mejora las digestiones y actúa como carminativo. Cápsulas: el polvo de planta se encapsula, pudiéndose tomar una cantidad de 0,2 gramos por día. Uso externo: con las precauciones ya señaladas, se pueden hacer inhalaciones húmedas con el empleo de 8 gotas de esencia mezclada con medio litro de agua caliente. También se puede hacer linimentos para fricciones en enfermos reumáticos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Hierba mora

Menta