Limon

Usos medicinales: En la corteza del fruto abunda la esencia de limón; aproximadamente se pueden obtener 3 gramos de esencia por cada kilo de limones. Esta esencia se compone de limoneno, felandreno, citral, citronelal y otras sustancias en proporciones menores. En el jugo de la pulpa de limón se encuentran cantidades muy altas de ácido cítrico. Se sabe que los limones alcanzan el máximo de acidez en el otoño y que luego esa acidez va disminuyendo a medida que avanza el invierno y llega la primavera. En la pulpa también hallamos cantidades importantes de vitamina C, al igual que otras vitaminas. Contiene, asimismo, otros ácidos como el málico, flavonoides, pectinas y diversos azúcares. Se considera un excelente antiescorbútico, ya que se empleaba mucho antes que se descubrieran las vitaminas. La esencia es antiséptica, carminativa y diurética, actividades que se ven reforzadas por la presencia de flavomoides que además ejercen una acción venotónica y vasoprotectora. Esencia: se puede administrar de dos a cinco gotas, dos veces al día, sobre un terrón de azúcar o en solución alcohólica. Infusión: se prepara a partir de la corteza de tres limones por litro de agua. Una vez hecha la infusión, se toman tres tazas al día, antes de las principales comidas. Colutorio: Se exprime el zumo de un limón en un vaso y se diluye con una cucharadita de agua templada. Con este líquido se realizan enjuagues varias veces al día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora