Hierba de San Pedro, clavelina o prímula


Hierba de San Pedro, clavelina o prímula
Hierba de San Pedro, clavelina o prímula
La hierba de San Pedro, clavelina o prímula (Primula officinalis) es una planta anual que posee un tallo vellosos y ramificado. Las flores crecen en parejas, son de color amarillo intenso, provistas de cuatro pétalos que crecen formando una especie de campana. Esta planta desprende un muy desagradable aroma cuando cualquiera de sus partes es estrujada.
Florece en primavera y de su recolección interesan los rizomas, las hojas, la raíz y las flores. Es ideal que la planta esté en floración para proceder a su recolección.
Una precaución a tener en cuenta a la hora de juntarla es utilizar guantes, ya que el jugo que desprende esta hierba es sumamente irritante para con la piel. Una vez que se recolectó hay que dejarla secar a la sombra a una temperatura no mayor a los 35 grados y luego proceder a guardarla en frascos herméticos.
Esta planta contiene una gran cantidad de taninos, puede llegar a contener hasta un 40 por ciento de los mismos, también posee un aceite esencial , ácido málico, ácido cítrico y principios amargos.
Los taninos le dan a la planta poderes astringentes, diuréticos, antirreumáticos y hemostáticos, además, es ideal para tratar afecciones en las vías respiratorias porque posee propiedades balsámicas. Si se suministra en dosis moderadas produce un efecto analgésico.
Atención: esta planta no puede ser administrada en dosis elevadas ya que produce trastornos nerviosos y alergias.
Como consumirla
Decocción: hervir 60 gramos de hojas en 1 litro de agua y endulzar a gusto. Hacer gárgaras 3 o 4 veces al día. Esta preparación se utiliza para desinflamar la boca y la garganta.
Té: verter ¼ litro de agua hirviendo sobre 2 cucharadas de esta planta dejar enfriar, colar y beber dos tazas al día. Se utiliza para gárgaras o se puede aplicar directamente sobre las heridas.
Fuente de la imágen: http://www.flickr.com/photos/sussex_downsman/5611101014/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Menta

Capitaneja

Hierba mora