Guija tuberosa

Guija tuberosa

La guija tuberosa (lathyrus tuberosus) es una leguminosa que puede llegar a medir hasta 60 centímetros con tallos trepadores y otros que van al ras del suelo. De los mismos salen hojas de color verde que cuentan con hendiduras profundas. Esta planta cuenta con flores de color amarillo que crecen en ramillete entre el tallo y la hoja.

Florece en primavera y de su recolección con fines medicinales interesa el tubérculo que contiene una gran cantidad de almidón y que se debe recoger durante el verano.
El rizoma y la raíz tienen grandes cantidades de taninos que le dan una poderosa acción astringente por lo que es muy útil en caso de diarrea confieren una acción astringente, gracias a la cual resulta apropiada en casos de diarrea y para cicatrizar heridas en la piel. También poseen polifenoles y esencia lo que hace que la guija tuberosa sea una excelente planta para curar las infecciones gastrointestinales.

Cómo utilizarla

Decocción. Agregar 25 gramos del rizoma desecado de la guija tuberosa a un litro de agua, dejándolo hervir durante diez minutos y luego filtrarlo. Tomar tres tazas al día para lograr un efecto antiinfeccioso y antidiarreico.  Para uso externo se deberá aumentar la dosis a 40 gramos de la planta y hervirlo por 15 minutos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora