Neguilla


neguilla o ajenuz 
La neguilla o ajenuz (nigella sativa) es una planta que puede medir hasta 30 centímetros de altura, no es muy ramificada y carece de vello. Las hojas están muy divididas y, estas divisiones, toman la forma de agujas.
Florece durante la primavera y el verano. Sus flores poseen cinco pétalos blancos que toman tonalidad verdosa o azulada en los extremos. El fruto lo componen cinco cápsulas pequeñas unidas entre sí y cuya superficie es muy rugosa.
Para su recolección interesan las semillas que contienen hasta un 40% de aceite compuesto por glicéridos, ácido mirístico, palmítico y esteárico y una esencia que es la que le da su característico aroma desagradable. La melantina que contiene le brinda un sabor sumamente amargo.
La neguilla se utiliza en la cocina como sucedáneo de la pimienta, también es utilizado como excitante, despigmentante, ya que elimina manchas de la piel y pecas, el extracto de las semillas se usa para eliminar verrugas o callos, su cocimiento se utiliza como analgésico dental, mediante enjuagues, además la neguilla se utilizó como diurético, galactógeno y emenagogo.

Como consumirla


Infusión. Hervir 200 mililitros de agua y una vez que entro en ebullición, apagar el fuego. Agregar dos gramos de semillas trozadas y dejar durante 12 minutos, filtrar y beber dos veces al día. Tiene efecto diurético.

Cocimiento. Agregar cinco gramos de semillas a 400 mililitros de agua; se lleva a ebullición, manteniéndolo durante tres minutos; dejar enfriar durante 10 minutos revolviendo ocasionalmente, filtrar. Este líquido se puede utilizar como buches para aliviar el dolor dental.

Fuente de la imágen: flickr.com


Comentarios

Entradas populares