Alquimila alpina

Alquimila alpina
La alquimila alpina (alchemilla alpina) es una planta cuyas hojas se encuentran divididas en gajos que llegan hasta el centro de la misma. Su color es verde oscuro y son lisas sin ningún vestigio de vello en la cara superior mientras que en la cara inferior si poseen una fina pelusilla.


Es una planta muy delgada que florece en verano y sus flores son de tamaño pequeño y color amarillo. Para su recolección se aprovecha la época de floración o cuando está a punto de florecer.

La alquimila alpina  se recolecta la planta en su totalidad ya que se usan todas sus partes. Contiene taninos y se suele usar para aliviar inflamaciones intestinales aliviando los dolores estomacales. Este alivio se debe a sus propiedades analgésicas y astringentes.  

Cómo utilizarla

Infusión. Hervir agua  y colocarle un poco de la planta y tomarla cuando aún esté caliente. Ésta infusión debe consumirse dos veces por día sin echarle azúcar ni miel.
Cocción. Se deja cocer durante 5 o 10 minutos en agua y después se toma 3 tazas diarias antes de las principales comidas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora