Tomillo

El tomillo (thymus vulgaris)es un pequeño arbusto que forma una mata muy tupida poblado densamente de pequeñas hojas de forma entre aovada y lanceolada; en estas hojitas aparecen unos diminutos hoyuelos, rellenos de una gotita de esencia.
En las extremidades de los tallos se forman inflorescencias de 3 a 6 flores en espiga.
Lo más característico de esta planta es el intenso aroma que despide debido a una sustancia llamada timol.
Para uso medicinal lo que interesa es la recoleccion de las sumidades floridas.
Para uso medicinal se recolectan las sumidades floridas; éstas se deben recoger en primavera, cuando ya se haya evaporado el rocio con el sol.La desecación se debe hacer a la sombra y en lugar bien ventilado.
Una vez que esté perfectamente seco, se guarda en bolsas herméticas, para evitar que se altere por agentes externos.
A lo largo del verano es posible realizar una segunda recolección.
El componente más importante del tomillo es la esencia, que varía mucho por la proporción en que la produce la planta, según su propia naturaleza, el país en que se críe, la altitud, la época de recolección, etc.
El máximo que puede dar en estado seco es un 3%.
La esencia se compone fundamentalmente de timol.
Además de la esencia, esta aromática planta contiene flavonoides y determinados ácidos fenólicos como el cafeico o el rosmarínico.
La esencia confiere a la planta propiedades tonificantes, estimulantes del apetito, espasmolíticas, antisépticas, expectorantes y antifúngicas.
Los ácidos fenólicos refuerzan la acción antiséptica.
El tomillo se ha empleado contra la tos ferina, las inflamaciones crónicas de los bronquios, el asma, el dolor de estómago, los trastornos digestivos y la diarrea.
Se ha llegado a utilizar incluso como repelente de mosquitos.
Como siempre que aparece una esencia, conviene recordar que puede dar lugar a reacciones alérgicas, sobre todo en niños, y en dosis excesivas puede llegar a provocar convulsiones.
En general, no se recomienda el uso de esta esencia durante períodos prolongados de tiempo.
Como utilizarla
Infusión. Se prepara con una cucharada pequeña por taza de agua hirviendo. No hay que tomar más de tres tazas al día.
Esencia. De una a cinco gotas, tres veces al día, después de las principales comidas. No se debe sobrepasar esta dosis.
Decocción de uso externo. Se añaden 50 g. de la planta a un litro de agua hirviendo y se deja en ebullición durante tres minutos. Se aplica en forma de compresas, lociones, baños, colutorios, etc.
Además de estas fórmulas magistrales, el tomillo se puede encontrar en casi cualquier forma farmacéutica, tanto en herbolarios como en farmacias, ya solo o formando parte de presentaciones compuestas.

Comentarios

Tío Pepe ha dicho que…
El tomillo es uno delos mejores antibióticos naturales que existen.

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Hierba mora

Menta