Lepidio

El lepidio(lepidium latifolium) es una hierba vivaz, de tallo completamente lampiño; las hojas se encuentran esparcidas por el tallo, existiendo grandes diferencias de tamaño entre las hojas inferiores y las superiores. Las flores forman ramilletes terminales en panícula y son pequeñas y blancas.
De la recolección con fines médicos interesa la planta entera, la cual se debe recoger cuando se necesita, ya que lo que se utiliza es la planta fresca.
Contiene una esencia en todas sus partes; esta esencia presenta altas cantidades de azufre en su composición. En cuanto a las semillas parece que son ricas en una sustancia llamada mirosina.Sus virtudes parece que son similares a las de otras crucíferas del mismo tipo.
Es una planta no muy activa desde el punto de vista práctico, pero que se puede usar sin el peligro de otras crucíferas.
Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias.
Como consumirla
 Hojas frescas. Las hojas se pueden tomar en pequeña cantidad, previamente desmenuzadas y mezcladas en ensalada.
Tisana. Se prepara echando en un pocillo de agua hirviendo unas cuantas hojas recién recogidas.Una vez frío se endulza a gusto de cada cual y se bebe a pequeños sorbos.
Uso externo. Las hojas también se pueden usar de forma externa. Para ello se machacan en un mortero y se aplican en forma de emplasto.Los efectos son parecidos a los de la mostaza.De esta forma se solía administrar para combatir dolores de ciática.
Infusión. Verter en una taza de agua hirviendo 2 g. de hojas desecadas, junto con algunas sumidades de tomillo. Se deja enfriar y se cuela. Esta infusión se aprovecha sobre todo para lavados vaginales, con bastante uso en medicina popular.
Decocción de uso interno. 30 g/l, se hierven durante 10 minutos y se toman de tres a cuatro tazas al día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Hierba mora

Menta