Jarilla o sanguinaria

Jarilla o sanguinaria

La jarilla o sanguinaria (Capsella Bursa-pastoris) es una planta que puede medir hasta 40 centímetros de altura y crece en terrenos húmedos.
Florece durante todo el año y sus flores son pequeñas de color blanco y se desarrollan en forma de ramilletes.
De su recolección con fines medicinales interesa toda la planta que se debe recoger al principio de la floración.
La jarilla contiene colina, tiramina,  histamina, flavonoides, ácido fumárico, taninos y bursina.
esta planta tiene porpiedades  vasoconstrictoras, hipertensoras, hemostáticas, diuréticas y cicatrizantes y se utiliza para regular el flujo menstrual tanto si abunda o es escaso. Al tener propiedades hemostáticas es muy útil en caso de necesitar cortar el flujo sanguíneo cuando hay hemorragias nasales.
Está indicada en caso de padecer varices, hemorroides, hipotensión, hemorragias y para ayudar a cicatrizar las heridas.

Atención: no es muy recomendable utilizarla por más de 10 días seguidos.

Como consumirla

Infusión. En un litro de agua hirviendo colocar 50 gramos de jarilla y 50 gramos de artemisa dejando reposar durante 20 minutos, filtrar y edulcorar. Beber en caso de menstruaciones abundantes o dolorosas.

Uso externo. Aplicar el jugo de la planta sobre la herida para ayudar a la cicatrización.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Menta

Capitaneja

Hierba mora