Rábano

El tallo del rábano (raphanus sativus) se engrosa en la base, y forma un tubérculo que puede variar de color: blanco, amarillo, rojo y negro. Puede llegar a alcanzar los 60 centímetros de altura. sus hojas son de gran tamaño y todo su perimetro está dentado.
Florece en primavera y sus flores son amarillas y hay otra variedad que las produce color lila. El fruto es largo y puntiagudo y pueden distinguirse las semillas en su interior.
Esta planta es muy rica en vitaminas B,C y P y se emplea en caso de inapetencias.
También poseea rafanol y sales de yodo, magnesio y azufre, lo que hace apropiado su empleo como digestivo y aperitivo, en digestiones lentas, meteorismos y disquinesias biliares.
Al ser hepatoprotector se utiliza en caso de padecer hepatitis.
Tambien, al poseer propiedades antisépticas se emplea en caso de padecer bronquitis, asma y tos irritativa.
Estimula la producción de bilis, por lo que su empleo resulta indicado en casos de inflamación de la vesícula biliar, así como para eliminar cálculos biliares.
Como se consume:Jugo. Se toma una cucharada sopera, disuelta en un poco de agua o leche, media hora antes de las comidas principales del día, en casos en los que sea necesario usar un diurético, y como hepatoprotector.
Extracto fluido. Treinta gotas tres veces al día, en un vaso de agua antes de cada comida. Indicado en reumatismo, hepatitis y trastornos biliares.
Jarabe. Cuatro cucharadas soperas al día; es una excelente solucion en caso de sufrir digestiones lentas, meteorismos e inapetencia; incluso da buenos resultados en casos de tos irritativa, bronquitis y asma.
Polvo. De cinco a diez gramos de planta seca, repartidos a lo largo del día, preferentemente antes de las comidas. Se emplea en colecistitis y colelitiasis.


Comentarios

Entradas populares