Acacia falsa o rubinia

La acacia falsa (Robinia pseudoacacia) aunque es usada en forma ornamental, posee muchas propiedades medicinales. Con el nectar de sus flores las abejas elaboran una miel muy apreciada. Este árbol puede llegar a medir de 4 a 20 metros de altura con ramas que tienen largas espinas afiladas. Las flores son blancas, en racimos colgantes y muy aromáticas y de sabor dulzón. Las partes utilizadas son las flores y las hojas.
Las hojas y las flores contienen flavonoides, glucósidos, tanino y un aceite esencial. Son antiespasmodicas ya que alivian espasmos de las visceras huecas. Es colagogo ya que facilita el vaciamiento de la bilis y tambien es emoliente ya que ayuda a suavizar la piel. Se utilizan como estomacales en caso de digestión pesada y en trastornos de la vesícula biliar. Por su acción emoliente protegen a las mucosas del esófago y del estomago del exceso de ácido. Se recomienda en caso de padecer acidez, esofaguitis o ulcera gastroduodenal. En gárgaras alivian el dolor de garganta.
Como consumirla: se toma una infusión echa con 20 gramos de flores por litro de agua, de la que se recomienda que se tome una taza después de cada comida. Para uso externo se hacen gargarismos con la misma infusión

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora