Plantas para prevenir y combatir la menopausia III

Espino blanco Es una planta excelente para aliviar los trastornos inherentes a este período. El espino blanco es una potente hierba terapéutica, muy buena para múltiples usos. Como antiespasmódico, tranquilizante y tónico cardíaco. Regula la tensión, suprime la arritmia, la taquicardia y el insomnio de origen nervioso. Va muy bien para los cardiacos que no soportan la digitalina, porque no es tóxico. También para la arteriosclerosis, la angina de pecho, la mala circulación de la sangre, el hipo o la hipertensión neuroartrítica. Es de destacar sus propiedades en caso de trastornos nerviosos como el vértigo, la angustia, las palpitaciones, el insomnio, así como para las disfunciones de origen nervioso simpático. en su función antidiarreico, debe recocer los frutos rojos del espino. Indicaciones En infusión, prepare una cucharada de flores o pétalos, en una taza con agua. Tómela dos o tres veces al día justo antes de acostarse, para conciliar el sueño. Esta tisana calma también los nervios provocados por la menopausia, y si se le añade miel, es buena para las ulceras de la garganta

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Hierba mora

Menta