Estas flores comestibles alegrarán tus platos


Flores comestibles


¿Sabías que hay flores que se pueden comer? Mas allá de as infusiones que conocemos y con las cuales podemos aliviar diferentes enfermedades, las flores también pueden formar parte de tus platillos de todos los días y darles un delicioso aroma además del bonito color que nos brindan. 

Flores comestibles


Jazmín

flores comestibles


Seguro que alguna vez escuchaste hablar del té de jazmín. Es muy apreciado en la cultura oriental. Pero no solo se emplean en la preparación de infusiones y para adobar la carne, también son muy utilizadas en la cocina árabe.

Begonias

flores comestibles


Debido a su sabor ácido y con un poco de dulzor, se emplean para condimentar carnes o como ensalada e inclusive para darle sabor a helados. 

Flor de cebollino

flores comestibles


Su sabor es similar al de la cebolla pero más suave. Es perfecta para consumir en ensalada y para adornar diferentes platos de carnes rojas y blancas.

Flor de azahar

flores comestibles


Debido a su dulzura esta flor comestible se emplea para darle sabor a postres. También como elemento de contraste en platillos salados que contengan carne. 

Caléndula

flores comestibles

Además de sus propiedades medicinales, la caléndula es una flor comestible cuyos pétalos son muy apreciados en ensaladas.

Flor de zuchini

flores comestibles

Se trata de una flor de sabor muy agradable que se emplea en la cocina para ensaladas y otras preparaciones. 

Te recomiendo: Beneficios para la salud del gladiolo

Espero que incluyas estas flores comestibles en tus preparaciones de todos los días, ¡cuéntanos en qué platillos las empleaste!

Comentarios

Natural ha dicho que…
Hola, muchas gracias por vuestra publicación... Principalmente lo he usado en ensaladas. Noto en falta la capuchina, aunque ya sé que su uso es más conocido. Insisto, muchas gracias!!!
Samsun cilingir ha dicho que…
Selam yonetici admin siteniz cok guzel basarilarinizin devamini bekleriz

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora