Persicaria

La persicaria (polygonum persicaria) es una planta anual que puede llegar a medir un metro de altura. Su tallo es recto, aunque a veces se doble hasta llegar al suelo, estas partes que tocan el suelo generan una nueva raiz, que a su vez generan nuevos tallos verticales y rectos.
Sus hojas son verdes oscuras y tienen forma de lanza, en su centro poseen una mancha oscura color negra.
Sus flores crecen en verano y son muy pequeñas y de color rosado.
Su fruto es pequeño, aplanado y brilloso.
El tallo y las hojas poseen taninos que llega al dos por ciento del total del peso de la planta.
También posee ácido gálico, que sumado al tanino que posee hace que la planta tenga efectos astringentes y hemostáticos.
Esta compuesto por 3 por ciento de oxalato cálcico, que hace que se formen calculos renales si esta planta se consume en exceso.
También se puede encontrar ácido acético, ácido butírico y persicariol.
Utilizado en forma topica resulta muy eficaz para curar llagas y heridas y úlceras dérmicas.Si se administra en forma oral es un estupendo antidiarreico, que se produce por el ácido tánico.
Como utilizarlo 
Decocción. En un litro de agua hirviendo 25 gramos de tallos y hojas desecados durante 10 minutos, luego se retira del fuego y se filtra. Del liquido obtenido se pueden tomar tres tazas al día, esta decocción sirve para cortar los procesos diarreicos.
Decocción uso externo. A un litro de agua hirviendo se le agregan sesenta gramos de talos y hojas troceadas . Se dejan 15 minutos y se aplican en forma de compresas sobre llagas, heridas y úlceras.

Comentarios

naturamigo ha dicho que…
Antiguamente, cuando un matrimonio solo tenía hijas, tomaban infusiones de persicaria para que el próximo bebe fuera niño.

Entradas populares de este blog

Menta

Capitaneja

Hierba mora