Apio

El apio es una planta procedente del Mediterráneo. Pertenece a la familia de las umbilíferas. Tiene raíz pivotante, potente y profunda, con raíces secundarias superficiales. Del cuello de la raíz brotan tallos herbáceos que alcanzan de 30 a 80 cm de altura. Las hojas son grandes y brotan en forma de corona; el peciolo es una penca gruesa y carnosa que se prolonga en gran parte del limbo. En el segundo año emite el tallo floral, con flores blancas o moradas. El fruto es un aquenio.
Por su cualidad de favorecer la diuresis, el apio resulta útil en caso de hiperuricemia y retención de líquidos.
El componente mayoritario es el agua, por lo que se trata de una hortaliza de escaso valor calórico. Los nutrientes que nos brinda son diversos minerales como el sodio, siendo una de las hortalizas que poseen mayor cantidad de sodio, potasio y calcio de absorción deficiente y vitaminas como betacarotenos, vitamina C y folatos. Sin embargo, la mayoría de las propiedades terapéuticas que se le atribuyen al apio se deben al aceite esencial que le confiere el olor característico.
El apio posee propiedades aperitivas y favorece la secreción de saliva y jugos gástricos, por lo que su consumo esta especialmente indicado en caso de inapetencia y de dispepsias.
También conviene consumir el apio en caso de oliguria e hipertensión y también en caso de retención de líquidos. También se utiliza en caso de gota y artritis.

Fuente de la imagen:http://en.wikipedia.org/wiki/File:C%C3%A9leri.jpg

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Menta

Hierba mora