Serpol

El serpol (thymus serpyllum) florece en primavera, y se cultivan los tallos en plena floración, se secan a la sombra a no más de 35º. La esencia de serpol, incolora o levemente amarilla, se compone de cimol, timol, carvacrol y otros fenoles no bien identificados. Los usos que se le han dado a esta planta son similares a los del tomillo, aunque sus efectos sean más suaves. Los principios amargos que contienen esta planta, le dan un gran poder aperitivo, además el timol y carvacrol tienen importantes acciones bactericidas y balsámicas, expectorantes y estimulantes del apetito, carminativas y antisépticas. Externamente se usa esta planta también contra baños antirreumáticos y relajantes musculares. Como consumirla: para realizar un baño tónico se hierve un buen puñado de hojas frescas de serpol en cuatro litros de agua, se templa, se cuela y se exprimen las hojas. Se vierte en la bañera y se añade necesariamente agua caliente. La infusión se prepara con una cucharadita de postre por taza . Se deja infundir y se beben como mínimo tres tazas al día antes o después de las comidas. Para realizar gargarismos hay que verter unas pocas gotas de esencia de serpol en una taza de agua templada y se realizan gargarismos y enjuagues.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capitaneja

Hierba mora

Menta