18/3/08

Mirto o arrayán

Las hojas de arrayán contienen tanino, resina, sustancias amargas y, sobre todo, un aceite esencial: se trata de un líquido entre amarillo y verdoso, de olor muy agradable, que está compuesto principalmente de pineno, cineol, dipenteno, un hidrocarburo, mirtol y mirtenol. Los taninos confieren a la planta propiedades astringentes. La esencia tiene una importante acción antiséptica y antibiótica, comparable a la penicilina y otros antibióticos de similar espectro de acción. Además es expectorante, eupéptica, hemostática, digestiva y ligeramente sedante. Decocción: En un litro de agua, hervir 20 gramos de hojas durante 5 minutos; filtrar el líquido, edulcorarlo con miel y tomar 6 cucharadas al día hasta que remita la inflamación bronquial. Infusión: Se prepara a partir de una cucharada de café por taza, que corresponde a 15 gramos de la planta fresca por litro de agua. Se pueden tomar tres tazas al día. Esencia: De 1 a 2 gotas, tres veces al día, antes de las principales comidas. La esencia se puede aplicar en forma de aerosol, o como inhalaciones. Para ello conviene realizar un test de tolerancia para descartar posibles alergias. La infusión también se puede emplear en forma de compresas, lociones, instilaciones nasales o irrigaciones vaginales.

Compartir

Artículos publicados en nuestro blog de terapias alternativas

Directorios y buscadores

Ultimos comentarios

Las plantas y sus usos no pretende reemplazar a un profesional de la salud. Ante cualquier duda consulte siempre a su médico